Benefició a más de 96 mil familias el Programa Emergente Alimentario del DIF Estatal

Benefició a más de 96 mil familias el Programa Emergente Alimentario del DIF Estatal

4 enero 2021 Desactivado Por Jeny Carrera

Durante la jornada de Sana Distancia, la Dirección de Rehabilitación de la instancia, sumó esfuerzos al despliegue de éste plan y al mismo tiempo desplegó estrategias para brindar terapias y atención en línea

El titular de la Dirección de Rehabilitación del DIF Estatal, Ernesto Ávila Hermosillo, destacó que derivado de la jornada de “Sana Distancia”, el DIF Estatal desplegó el programa Emergente de Apoyo Económico Alimentario (AECA), con el que se apoyó a 96 mil familias que perdieron su ingreso a causa de la pandemia de COVID-19.

El programa forma parte del Plan Emergente de Apoyo y Protección a la Salud, Empleo e Ingreso Familiar, en el cual personal del área de Rehabilitación participó para la asignación de un recurso de 2 mil pesos, que se distribuyó por 4 meses a los afectados por la contingencia sanitaria.

Ávila Hermosillo manifestó que el 2020 fue un año complicado, motivo por el cual se vieron en la necesidad de suspender muchas de las actividades de atención, que son dirigidas a personas con discapacidad.

“Más que dejarnos paralizados, esto nos fortaleció y ante la nueva realidad, los nuevos retos para restituir y garantizar los derechos humanos de las y los chihuahuenses en situación de vulnerabilidad, fueron nuestro mayor compromiso y el aliento que nos impulsó a seguir en medio de esta pandemia”, expresó.

Además, en colaboración con personal de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, se implementó el programa de Apoyo al Empleo Temporal en beneficio de 800 personas, de las cuales 600 eran mujeres.

Adicional a estas acciones y debido al cierre de las áreas de rehabilitación, se implementó un plan para brindar terapias y atención psicológica a distancia.

El funcionario agregó que una vez que se estableció la semaforización epidemiológica, las terapias de rehabilitación fueron consideradas como esenciales, por lo que desde el mes de agosto se reabrieron las puertas de los distintos centros de rehabilitación en el estado, que trabajaron apegados a las medidas sanitarias de prevención de COVID-19.

Explicó que derivado de la situación financiera que se vive actualmente para la entrega de apoyos funcionales, se estableció una vinculación con la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública del Gobierno Federal para atender a mil 200 personas, además de entregar 500 sillas de ruedas estándar y 66 para niños con parálisis cerebral.

Al cierre de 2020, se han entregado un total acumulado de 6 mil 185 aparatos auditivos, 2 mil 172 sillas de ruedas (estándar, PCI, PCA) y 771 apoyos funcionales complementarios, como bastones, muletas y andadores, cifras que rebasan los apoyos otorgados en la administración que antecede, que entregó en seis años un total de 7 mil 491.