Debe Estado garantizar monitoreo de enfermos de COVID-19 no hospitalizados

Debe Estado garantizar monitoreo de enfermos de COVID-19 no hospitalizados

5 mayo 2020 Desactivado Por Jeny Carrera

El diputado Omar Bazán precisó la importancia de mantener un efectivo monitoreo de las personas confirmadas de COVID-19 que «son enviadas a casa» por no padecer alguna otra enfermedad que complique su estado de salud.

Lo que está ocurriendo, dijo el legislador priista, es que en aras de disponer espacios en hospitales para enfermos de COVID-19 que sí presentan otro tipo de padecimientos, este primer grupo simplemente es enviado a casa con su respectivo medicamento, pero no hay un efectivo seguimiento en el lapso de una segunda consulta médica.

No debe existir discriminación y el sector salud debe implementar un esquema de monitoreo y vigilancia del paciente y su entorno.

Incluso las autoridades deben apoyarlos porque han dejado su empleo o bien se trata de adultos mayores o jefas de familia, por citar unos ejemplos, sostuvo el también dirigente estatal del PRI.

El diputado priista presentó el mes pasado una iniciativa para que el gobierno estatal instale un Centro de Control que coordine exclusivamente seguimiento de los pacientes sospechosos y afectados por COVID 19.

Este Centro deberá actualizar diariamente su estado de salud y revalorar las condiciones en las que pasa su aislamiento con el objetivo de asegurar el acceso oportuno a un hospital, así como brindar atención de calidad con la finalidad de proveer los medios y las medidas requeridas para salvarle la vida.

El personal que integre al equipo de Control y Seguimiento a Pacientes sospechosos y/o confirmados, debe ser capacitado permanentemente ya que se dará seguimiento a los casos con aislamiento domiciliario, ya sean ambulatorios o bien de quellos que egresaron de los hospitales.

Para lo anterior, el diputado Bazán Flores propuso en esa iniciativa integrar brigadas para atender a esos pacientes, incluso valorar su confinamiento en lugares específicos para evitar mayores contagios y facilitar la movilidad del personal médico que su tratamiento.