Pide Jesús Velázquez rescate de cuencas hidrológicas y acuíferos sobre explotados del Estado

Para lograr la recuperación de aguas residuales, su tratamiento, re uso y almacenamiento para uso agrícola, doméstico e industrial, se pidió que se aplique el Proyecto Ejecutivo para la recuperación de la Laguna Bustillos, así como el rescate de cuencas hidrológicas y acuíferos que han sido sobre explotados y contaminados en Chihuahua.
Estas acciones se presentaron ante la LXVI Legislatura del Congreso del Estado, en voz del Diputado Jesús Velázquez Rodríguez, quien determinó que este exhorto debe de ser dirigido al titular de la Comisión Nacional del Agua del Gobierno Federal, al Secretario de Desarrollo Urbano y Ecología del Estado, y al Director Ejecutivo de la Junta Central de Agua y Saneamiento.
Esta iniciativa con punto de acuerdo, es acompañada de la ficha técnica de un proyecto ejecutivo para el rescate de la Laguna de Bustillos, mediante la construcción de plantas de tratamiento residuales, el proyecto financiero y de obra requerida, cuyo monto total es de 102 millones de pesos.
“El uso racional de los recursos hídricos, es un asunto de interés público y de seguridad nacional, que de no ser atendido debidamente, puede afectar seriamente nuestro desarrollo, lo que amenaza la viabilidad misma de nuestros acuíferos que ya presentan graves problemas de sobre explotación y contaminación”, detalló el legislador ante el Pleno.
Dijo que en el transcurso del año pasado, se realizaron seis foros de consulta en distintos lugares del estado para formular el Plan Estatal Hídrico 2040, que se conformó con el propósito de convenir estrategias y acciones para el uso racional y eficiente del agua, mismo que debe de ser aplicado en Chihuahua.
Velázquez Rodríguez mencionó que, dado a las afectaciones citadas, se amenaza la viabilidad de las ciudades y poblados de la entidad, las que cuentan con una demanda grande de agua aplicada para su uso doméstico, agrícola e industrial, las que se alimentan de las cinco regiones hidrológicas superficiales de la entidad.
“Se ha dicho mucho que en Chihuahua no tenemos agua, eso no es verdad, sí hay agua y suficiente. Lo que no existe, es una cultura de responsabilidad y cuidado ambiental, además de acciones concretas para la recuperación de las aguas tratadas, el desarrollo de infraestructura para la captación, almacenamiento y disposición para el consumo”, concretó el legislador.
En este sentido, concluyó que las ciudades de Chihuahua, Cuauhtémoc, Delicias, Camargo y Parral, entre otras, deben de contar con infraestructura que garanticen el tratamiento de sus aguas residuales en un 100% para que al ser vertidas a los afluentes o lagunas, no contaminen estos cuerpos de agua o los mantos acuíferos.