Se aprueba decreto del Profe Parga para eliminar alimentos chatarras en escuelas.

El día de hoy el Pleno Legislativo aprobó con 24 votos a favor, el dictamen donde el Diputado local, Lorenzo Arturo Parga Amado, solicita mediante iniciativa con carácter de decreto, reformar diversas disposiciones de la ley general de educación a fin de garantizar una alimentación correcta en las escuelas de nivel básico, y evitar el consumo de productos chatarra. Así se solicita a la Secretaría de Salud, en coordinación con la secretaría de educación pública, para que se haga un análisis de los productos autorizados industrializados que cumplen con los criterios nutrimentales.
El Legislador al momento de presentar la iniciativa en meses anteriores manifestó frente al Pleno que “Una adecuada alimentación es un aspecto fundamental para el crecimiento y desarrollo de cualquier niño. Esto no solo es indispensable para su desarrollo físico, sino que asimismo fortalece su salud mental. Por esta razón, el derecho a alimentación se encuentra consagrado en la Declaración de Derechos del Niño, con el propósito de defender los requerimientos básicos de todos los niños”
Las medidas encaminadas a poner fin a la malnutrición, son también esenciales para cumplir las metas relacionadas con el Plan de acción mundial para la prevención y el control de las enfermedades no transmisibles 2013–2020, así como la Estrategia Mundial para la Salud de la Mujer, el Niño y el Adolescente 2016–2030, y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible
Por lo anteriormente expuesto, se concluyó que se necesita promover acciones permanentes que prohíban en las instituciones de educación, al alumnado, el expendio y distribución de alimentos y bebidas que representen una fuente de azucares simples, harinas refinadas, grasas o sodio que afecten su salud y la pongan en peligro, tener una buena educación nutricional, toda vez que la niñez así como las y los adolescentes, requieren estar bien informados, a fin de generar una consciencia de sus derechos en materia de alimentación, también la adopción de prácticas responsables, en aras de cuidar su salud, así como fomentar y reforzar la capacidad de alcanzar y mantener una óptima seguridad alimentaria, por tal motivo, la educación nutricional resultará sin duda alguna como un mecanismo básico para alcanzar y conservar un desarrollo adecuado, tanto mental como físico.