EMITE IMSS RECOMENDACIONES PARA LA ATENCIÓN OPORTUNA DE DIARREAS EN MENORES DE EDAD

•Cuando un niño presenta cuadro diarreico, se le debe suministrar Suero Vida Oral

En la presente temporada, las temperaturas en la región son calurosas, y con ello se incrementa el riesgo de sufrir enfermedades gastrointestinales.

Por esta razón, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), orienta a los chihuahuenses para que prevengan este tipo de padecimientos, sobre todo en niñas y niños pequeños, que son más propensos a sufrir infecciones y complicaciones, como la deshidratación.

El Seguro Social, a través de la Coordinación de Salud Pública, explicó que la diarrea es un mecanismo de defensa que el organismo utiliza ante la enfermedad producida por un agente agresor.

La mayoría de las veces es de carácter viral, que no requiere antibiótico. Se presenta cuando hay evacuaciones líquidas o disminuidas de consistencia, en número mayor al patrón habitual del niño, en general más de tres en 24 horas.

Este proceso implica una considerable expulsión de líquidos a través del intestino, cuya función es drenar de manera natural la materia infecciosa del organismo.

La deshidratación se produce como una complicación adicional a la infección gástrica. Si la deshidratación no es atendida, podría provocar la muerte a los infantes; por lo tanto, es importante vigilar los signos de alarma para llevar al menor a recibir atención médica oportuna.

Cuando un menor presenta cuadro diarreico, es necesario suministrarle Suero Vida Oral –disponible en cualquier unidad médica del IMSS- para evitar la deshidratación; no suspender la lactancia materna y si el bebé es mayor no disminuir su alimentación ordinaria.

Los signos de alarma, que ameritan atención inmediata, son:

• Si la diarrea no cede y aumenta su frecuencia, en más de 24 horas.
• Se presenta sed intensa.
• Hay poco o nulo apetito.
• Fiebre superior a los 37 grados centígrados y vómitos.
• Presencia de sangre en las heces.

Asimismo, la madre o el padre que atienden al menor deben lavarse frecuentemente las manos antes de tocarlo, al cambiarlo y al darle los alimentos; se debe tener especial cuidado en el manejo de las heces del infante con diarrea.

Señaló que la automedicación de ninguna manera es recomendable, pues contener la diarrea en base a medicamentos puede agravar la infección u ocultar síntomas que alerten sobre otro tipo de padecimientos.

Por esta razón, el IMSS exhorta a la población a que, al percibir malestares persistentes, numerosas evacuaciones o fuera de lo normal, fiebre superior a los 37 grados centígrados, respiración agitada, ojos hundidos, llanto sin lágrimas, entre otras anomalías, acudan al Módulo de Atención Médica Continua (AMC) de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) de su adscripción, o al área de Urgencias de los hospitales para recibir atención médica especializada, ya que sólo el médico puede determinar el tratamiento a seguir.