LLAMA IMSS A INCULCAR DESDE LA NIÑEZ, LA ACTIVIDAD FÍSICA Y SANA ALIMENTACIÓN

  • Jugar videojuegos, ver televisión en exceso y comer alimentos chatarra, encaminan a ser un adulto obeso propenso a enfermedades graves
  • Los adultos deben evitar dietas rigurosas, lo mejor es evitar alimentos grasos y activarse por lo menos 30 minutos al día.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Chihuahua, exhortó a los padres de familia a inculcar en sus hijos desde pequeños, los buenos hábitos como la sana alimentación y activación física para evitar desarrollen sobrepeso, obesidad y las enfermedades que estas enfermedades  acarrean.

Costumbres como consumir alimentos en la calle, comida chatarra (frituras, chicharrones, pastelillos, dulces, refrescos embotellados, etc.), comer fuera de horarios establecidos y la falta de actividad física, son aspectos que se deben evitar desde la niñez para garantizar un sano desarrollo y evitar enfermedades crónicas en la edad adulta.

Así lo indicó el asesor de la Jefatura de Servicios Médicos, doctor Arturo Talamás Terrazas, quien señaló además que si un niño pasa gran parte del día frente al televisor, computadora o videojuegos, no realiza actividad física y no se alimenta saludablemente, se está encaminando a ser un adulto obeso y cumplir con los factores de riesgo para padecer obesidad, hipertensión, diabetes y hasta cáncer.

De igual modo, las personas adultas pasan gran parte del tiempo sentados en los centros laborales que le restan la oportunidad de darle movilidad y actividad al cuerpo, en este caso, se pueden adoptar prácticas como dejar el automóvil estacionado más lejos o utilizar las escaleras en vez de los elevadores, así como promover la gimnasia laboral en la jornada productiva.

Igualmente se puede realizar una caminata de 30 minutos e inclusive realizar actividades al aire libre en compañía de la familia, como juegos o pasear a la mascota.

Evitar la comida chatarra, comer en horarios establecidos, masticar bien los alimentos -esto facilita la digestión y brinda al organismo una sensación de saciedad-, son aspectos que también ayudan a mantener un buen estado de salud, agregó el médico.

De igual modo, recomendó a pacientes con sobrepeso u obesidad, que no se sometan a dietas rigurosas o exageradas que impliquen dejar de comer, balancear y variar los alimentos, la manera más segura y eficaz para bajar de peso de forma progresiva y controlada, haciendo ejercicio y modificando la alimentación -no limitándola-.

Resaltó que la pérdida de peso debe ser de 500 gramos a 2 kilogramos máximo por semana y sin dejar de consumir agua, por lo menos dos litros al día e incrementar esta cantidad cuando se hace ejercicio.

Al preparar la comida se debe utilizar la menor cantidad de aceite posible, no utilizar crema, manteca, mantequilla y reducir o evitar el consumo de productos como mayonesa, tocino, piel de pollo, chorizo, chicharrón, frituras, churros, donas, empanizados y demás alimentos fritos, además de evitar bebidas azucaradas o jugos industrializados al máximo debido a su alto costo y nulo beneficio nutricional.

Cabe destacar que el Seguro Social a través de los módulos PrevenIMSS, ubicados en las Unidades de Medicina Familiar (UMF) brindan atención al derechohabiente que así lo solicite para que de manera rutinaria acudan a valorar su estado de salud, revisar su índice de masa corporal y, recibir información sobre cómo mejorar su calidad de vida en todos los aspectos.