VOTO A FAVOR, DE QUE EL SALARIO MÍNIMO NUNCA MÁS  PIERDA PODER ADQUISTIVO FRENTE A LA INFLACIÓN, ANGELES GUTIÉRREZ VALDEZ.

VOTO A FAVOR, DE QUE EL SALARIO MÍNIMO NUNCA MÁS PIERDA PODER ADQUISTIVO FRENTE A LA INFLACIÓN, ANGELES GUTIÉRREZ VALDEZ.

7 marzo 2021 Desactivado Por Jeny Carrera

«Que la fijación anual de los salarios mínimos en México nunca deba estar por debajo del índice inflacionario, con lo que se asegura que jamás perderá el poder adquisitivo y al mismo tiempo contribuirá a mejorar el nivel de vida de las y los trabajadores». Así lo mencionó la Diputada Angeles Gutiérrez en la Sesión Ordinaria de la Cámara de Diputados, en donde el Pleno aprobó una reforma y adición al artículo 90 de la Ley Federal del Trabajo.

Advirtió que la determinación de salarios en México no es una decisión unilateral del
Ejecutivo Federal, sino que es un acuerdo tripartito entre el gobierno, patrones y
trabajadores en consensos y por medio de revisiones de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos.

Gutiérrez Valdez reconoció la voluntad de las partes para aumentar los ingresos, sobre todo en un escenario de estancamiento del Producto Interno Bruto, desde el inicio de la presente administración, aunado a la severa crisis económica producto de la incapacidad del gobierno para hacer frente a la pandemia que ha afectado a millones de trabajadores.
Estimó que los salarios han mostrado una pérdida real en su poder adquisitivo en los últimos 30 años, no obstante, hay que reconocer que gracias al esfuerzo del sector productivo las percepciones mínimas han tenido incrementos relevantes en los últimos
dos años. Para 2021 el salario mínimo pasó de $123.22 a $141.70, mientras en la zona libre de la frontera norte será de $213.39, un incremento del 15%.

La bancada de Acción Nacional solicitó, que en el dictamen se reconozca la igualdad de género, utilizando un
lenguaje incluyente y que se le reconozca a la mujer sus derechos, rompiendo con ello la desigualdad histórica del ingreso diferenciado por cuestión de género.
Tenemos la convicción de que los salarios deben ajustarse a un horizonte de largo plazo que permita llegar a la línea de bienestar, es decir, que los salarios alcancen el sustento de una familia y no sólo para el de una persona”, finalizó Angeles Gutiérrez.